lunes, 28 de mayo de 2007

Azimut: un millón de recuerdos

La Asociación Deportiva Azimut volvió a reunirse el pasado viernes para celebrar una cena que teníamos pendiente desde Navidad y que por unas cosas u otras fue aplazándose. Gracias a “La Mari Paz”, a quien habría de hacer un nombramiento especial estilo “comisión de fiestas y reuniones”, que se preocupó y se encargó de buscar el sitio, comunicarlo a todos, etc., fue posible y en el Carmen de la Victoria compartimos un buen rato todos juntos.

En mi caso eran muchos meses de ausencia de esta ... ¿podría considerarla de otro modo que no fuese una segunda familia?. Es por eso que debo unas líneas en esta bitácora a todos vosotros. Acabo de prepararos las fotos de la cena y enviarlas a vuestros correos, y no he podido evitar buscar en mis antiguos álbumes y repasar todos esos momentos vividos juntos a vosotros. No, no debo volver a ausentarme tanto tiempo, ahora estoy bajo los efectos de un “shock” emocional. Os echaba mucho de menos.


He seleccionado unas pocas instantáneas que corresponden a cuando yo estaba más presente, me ha costado mucho porque han sido muchos los carretes de negativos que tengo de la Sierra, cuando la máquina de fotos (nada de digitales ni mariconás campestres) no dejaba de acompañarme. Tal vez la que más cariño le tenga sea a esta tomada en el refugio del “Postero Alto”, ahí estamos Curro, Antonio Herreros, un servidor y Eduardo. Curro digamos que corresponde a la “segunda generación” de Azimut, pero para muchos de nosotros has sido el continuador de un espíritu que estaba en los orígenes de Azimut. Esta foto también me afecta porque evidencia una ausencia que no me explico por qué se ha producido, pero prefiero quedarme con el recuerdo de aquella camaradería, del buen entendernos cuando pateabamos juntos las cumbres. Recuerdo esos subidones de adrenalina con consecuencias absurdas en medio de una cuesta, cuando o bien Curro y yo nos poníamos a cantar rememorando a los Led Zeppelin o a Eduardo le daba la vena folclórica y se ponia a imitar a Rocío Jurado. O la desorganizadísima mochila de Antonio (vamos, un puro desastre), a quien teníamos que esperar para que pudiera terminala. Joder, cuando me he reido con vosotros.


Sería injusto no recordar a Carmelo, fundador del Azimut, aunque luego decidiera él seguir por otros caminos. En esta foto de la Laguna de la Mosca de izquierda a derecha: Tere, Carmelo, Ascensión, Antonio, Eduardo, Emilia, Paco (Paco “Dandy” para los amigos), y abajo dos aún jóvenes Emilio y Germán. De Paco siempre hemos comentado su sorprendente capacidad para no perder la elegancia en medio de la Sierra, cuando los demás tras varios días de trote llevamos las ropas que son un “poema”, Paco va como si llevase la “Ufesa” en la mochila, tó espercojaico él.

Carmelo nos adentró en muchísimos rincones de la Sierra, a algunos nos enseñó las nociones básicas de seguridad, de técnica invernal, y a partir de ahí hicimos nuestros pinitos. Pero tambien, y eso fue para mí lo más importante, nos enseñó que la Sierra no era un mero “objeto” de entretenimiento, sino que también era un hogar al que querer y cuidar. En este momento que el auge de los "deportes de aventura" hace que muchos sólo busquen descargar su adrenalina sin fijarse por donde pasan no está de más tenerlo en cuenta. Con Carmelo tambien hicimos algo que muchas veces he pensado deberia repetirse, trabajar aspectos didácticos y poner nuestro grano de arena en la conservación de lo que amamos. Esta foto corresponde a una de las jornadas de trabajo que realizamos en una época en un sendero de la Sierra del Padul, evidentemente al momento del “relax” que aprovechábamos para ponernos hasta las orejas de comer.

Precisamente, estas otras instantáneas corresponden a cuando tras una serie de salidas con Carmelo nos animamos a realizar una subida en invierno al Mulhacén. Bueno, para algunos no era la primera experiencia de esta índole, pero para mi sí lo fue, y tambien para Mari Paz y Emilio. Las nubes amenazantes se comportaron y solo tuvimos el inconveniente de un fuerte viento en los últimos metros de subida, donde casi perdemos el aliento.

Tras el liderazgo de Carmelo fue Antonio Herreros quien tomó las riendas de Azimut, junto con el apoyo de Eduardo y yo mismo, en esa época ya estaban con nosotros Emilia (socia fundadora), Tere, Mari Paz, Paco Alonso, Mercedes, Ignacio y Mónica, quienes forman parte de esta unión indisoluble. Las circunstancias de la vida hicieron que "Jesulín", Antonio Marruecos, Amparo, Rufo y Elena cada vez vinieran menos. Luego vinieron Jamed (¿quien necesita un GPS con nuestro querido bereber?) Marga, Curro, Ana, Juanma, María José, Yolanda... La siguiente junta directiva con Marga y Paco Alonso, momento en que yo comencé a estar mas ausente por mis obligaciones familiares y las oposiciones, momento en que Ignacio tuvo que tomarme el relevo en la publicación "Senderos" que luego no pudimos seguir manteniendo. Al volver me encontré con nuevos compañeros: Bernardino, Maria José Reyes, Carmen, Conchi, Leonor... La tercera junta directiva que ahora preside Curro.


Es difícil nombraros a todos, muchos pasaron por Azimut en un momento determinado, otros se quedaron, y esto ha permitido que sea un ente vivo. Deseo que los nuevos socios que conocí el otro día tomen el testigo y no dejen que los que han llevado la carga en los últimos tiempos terminen “quemándose”.

A todos vosotros: Tere, Antonio, Emilia, Mari Paz, Paco Alonso, Mercedes, Curro, Ana, Marga, Bernardino, Ignacio, Mónica, Jamed, Carmen, Juanma, las “Mariajoses”, Carmen, Conchi, Xavi ...

En mi recuerdo: Carmelo, Eduardo, Rufo, Elena, Emilio, Germán, “Jesulín”, Amparo, Rafa ... y muchos más.

Os quiero.

Antonio

4 comentarios:

Dabidovich! dijo...

Di que si! Qué grande es la montaña! Me ha encantado ver tus fotos y leer tus experiencias.

Beeeella Sierra Nevada!

Ánimo con el blog. Nos leemos!

Alkazaba dijo...

Bueno, pues a ver si te descuelgas por aquí alguna vez para una marcha campestre ;-)

Saludos, te he enlazado tu blog.

ABRAHAM LÓPEZ MORENO dijo...

Estimado compañero: Mi deseo es dar a conocer Jaén, Cazorla y su Parque Natural a miles de personas que no la conocen aún, o como habrá casos, que aun conociéndola, les haga pasar un rato entretenido recreándose en las maravillas de la naturaleza. Para ello he creado el blog, http://panoramicacazorlense.blogspot.com/. Aprovecho para decirle también que he montado otro blog, http://cazorlaapiedefoto.blogspot.com/ para que todo el que lo desee pueda participar mandando a esta dirección: abralomo@supercable.es una foto de Cazorla o del Parque (que sea de creación propia, no copia de otro autor), con su nombre, titulo, comentario, diciendo desde donde nos la envía y le será publicada. Y por último, he comenzado un tercero que hablará de Jaén, su capital, que es también la ciudad olvidada, pero fascinante y con una larga historia, que pretendo plasmar en mis fotos y spots, http://bellaciudaddeluz.blogspot.com/.
Espero que los visites y reciba tu apoyo a estos tres blog de nuestra provincia y en la manera de lo posible podamos colaborar en la difusión de estas tierras tan maravillosas.

Un cordial saludo.
Abraham López.

Manuel dijo...

Antonio, un saludo de Cacharela,(Manolo), Jaén,te sigo, no muy de cerca pero te sigo, me gusta lo que haces, tambien te pongo en mi Web, el domingo dia 10 queremos ir al Veleta, vente con nosotros. Un abrazo