miércoles, 10 de octubre de 2007

Mis discos para una isla desierta: "AMAROK"

Con permiso de mi amigo "Mixolidius" tomo este título para de vez en cuando nombrar algunos de mis discos "fetiche" sin los que no puedo pasar.

Ya estaba tardando Mike Oldfield en aparecer por este blog, y es que no solo de música clásica se alimentan mis oidos, mis gustos musicales son bastante variados. Y en el caso de Oldfield, es unos de los músicos del panorama del pop-rock que más he escuchado y admirado, aunque ahora precisamente no me proporciona motivos de alegría, pero eso lo dejaré para otra ocasión.
No estamos hablando de mi disco favorito, porque eso puede cambiar para mi según el día y estado de ánimo, pero si de uno de los que más me impactaron y que además tiene otra serie de circunstancias añadidas:

-Fue mi primer CD, adquirido cuando aún no tenia el reproductor.
-Se publicó mientras cumplia el servicio militar en Melilla, y lo compartí con varios compañeros con los que me unió una gran amistad y gustos musicales similares a los mios.
-Cuando apareció, sorprendió a muchos por su cambio radical de estilo, tras un deslizamiento a la comodidad de fórmulas bastante comerciales (y un anterior álbum "Earth Moving", bastante flojito).

"Amarok" es un trabajo que bien podría encuadrarse en el estilo de los primeros años de la carrera de Oldfield, instrumental de larga duración y sin cortes (una hora en una única pista). La referencia más aproximada estaría en "Ommadawn", de hecho la misma portada es un guiño al magnífico álbum de 1975, y también por la constante presencia del folk y lo africano, e incluso de colaboradores que trabajaron. No obstante, no es un "remake" del viejo disco, mientras "Ommadawn" se recreaba más en el aspecto bucólico y campestre (también presente en "Hergest Ridge"), "Amarok" es un trabajo con más aristas, donde la música se compone como un puzzle, un "collage" donde en ocasiones las melodias no duran más de un minuto, exceptuando los últimos 15 minutos donde sí hay una clara referencia a "Ommadawn". Oldfield juega con el mejor instrumento que siempre ha sabido manejar, el propio estudio de grabación, y con la asistencia de Tom Newman (productor de "Tubular Bells") consigue que las transiciones de motivos musicales a veces tan dispares, endiablados "riff" de guitarra eléctrica, combinados en ocasiones con ruidos de toda clase (zapatillas sobre el piso, rotura de cristales, aspiradora, timbres telefónicos, etc..) cuadren a la perfección en uno de los trabajos instrumentales más singulares y poco conocidos (Amarok no contó con el apoyo de la discográfica) de la década de los 90. No en vano, en la grabación se utilizó un sistema digital de 80 pistas para poder introducir tanto material.

"Amarok" tambien supone el "canto del cisne" de este músico, que si bien posteriormente nos dejó algunos trabajos bastante dignos (el más destacable "The Songs of Distant Earth") ha ido en picado en los últimos años, casi renegando de sus señas de identidad musical, sacando cosas tan infumables como "The Millenium Bell" y aburriéndonos con nosecuantos revival de la campana y como colofón publicando un disco de pretensiones clásicas llamado "Music of the Spheres" donde pone el nombre y poco más, porque Jerkins es el que consigue que las pocas ideas musicales contenidas suenen en la orquesta.

"Amarok" es Oldfield en estado puro, no recomendable para personas con problemas de oído, tal como se advierte en la contraportada:

"HEALTH WARNING - This record could be hazardous to the health of cloth-eared nincompoops. If you suffer from this condition, consult your Doctor immediately "
("PRECAUCIÓN DE ESCUCHA: Esta grabación puede ser peligrosa para la salud de los mentecatos ‘orejas de trapo’").

Es un cariño que le dedica a Richard Branson, propietario y gestor de la Virgin Records, la compañia discográfica con la que mantenia compromiso y unas relaciones nada fáciles, ademas de otra perla en forma de código morse en el minuto 48 del disco, con el mensaje FUCK OFF RB.

Ya saben, para escucharlo cuando se esté solo mejor, no es necesaria la isla desierta ;-)