domingo, 16 de diciembre de 2007

La Granada Desaparecida


En esta ocasión quiero detenerme en un interesante libro sobre nuestra ciudad, cuyo patrimonio ha sido tan tristemente expoliado y vapuleado con frecuencia. El autor es Juan Manuel Barrios Rozúa, amigo y compañero de andanzas por la montaña de la Asociación Deportiva Azimut. Su profundo conocimiento de nuestra historia y los avatares que han ido transformando Granada queda plasmado en este libro que recomiendo a todos los que tengan interés por conocer mejor que fue Granada en tiempos pasados, reproduzco las notas de contraportada que sirven de presentación.

Con esta “Guía de la Granada Desaparecida” el historiador Juan Manuel Barrios prosigue sus investigaciones sobre la destrucción del patrimonio histórico de Granada y la catalogación de los monumentos que la ciudad ha perdido en los dos últimos siglos. Más de ochenta edificios civiles y cerca de setenta religiosos, la mayoría desaparecidos y otros mucho hoy desfigurados, desfilan por las páginas de un libro que no dejará de sorprender a propios y extraños. La abundante documentación inédita, un impresionante corpus de imágenes, muchas poco divulgadas o desconocidas, y unos itinerarios nítidamente trazados sobre planos, permitirán al lector pasear por una ciudad que el tiempo nos ha robado… y de paso explorar la propia identidad de sus habitantes, pues como dijera John Ruskin, “toda forma noble de arquitectura es en cierto modo la encarnación de la política, de la vida, de la historia y de la religión de los pueblos”.

No falta en esta peculiar y novedosa guía una reflexión sobre los avatares que ha sufrido Granada en la Edad Contemporánea: la disolución de las órdenes religiosas, el embovedado del Darro, la apertura de la Gran Vía, los sucesos anticlericales de la Segunda República, el desarrollismo franquista… Una crónica implacable del drama de una ciudad que hoy afronta un futuro pleno de incertidumbres para su legado histórico. Conocer y valorar lo que se ha perdido quizás nos ayude a comprender lo importante que es preservar lo que permanece, un amplio patrimonio que es fuente de riqueza por el turismo que atrae, que es objeto de disfrute estético para quienes viven en sus calles y seña de identidad en un mundo cada vez más estandarizado.

sábado, 1 de diciembre de 2007

In Memoriam

Ignacio Hens
† 30-11-2007
que la tierra te sea leve, compañero